renault-zoe-plug

El cargador interno del Renault ZOE, la clave para unos puntos de recarga más económicos

Esa por lo menos es la idea que han tenido Renault y Smart, debido a que los puntos de recarga rápida son extremadamente caros,  lo que ha frenado su despliegue, al fabricante francés y alemán se les ha ocurrido es poner el cargador rápido dentro del coche y de esa manera abaratar el coste de los puntos de recarga rápida y rebajar de forma considerable el esfuerzo por parte de las administraciones y empresas a la hora de desplegar esta infraestructura.

La clave está en que los cargadores están instalados dentro del coche, uno de 43 kW en el Renault ZOE y otro de 22 kW en el Smart ED, dos sistemas que les permiten acceder a recargas rápidas pero sin necesidad de acudir a una estación con un coste astronómico, que en el caso de las estaciones CHAdeMO que alimentan a modelos como el Nissan Leaf y los Citroën C-Zero y compañía, superan en el mejor de los casos los 12.000 euros.

Gracias a esta solución, el despliegue de estaciones de recarga rápida será mucho más ágil, ya que los precios se ven divididos hasta los menos de 2.000 euros para el Smart, un modelo donde este cargador es un accesorio por el que tendremos que pagar 2.900 euros extra, mientras que es gratuito en el ZOE y cuya estación de recarga rápida rondará los 3.500 euros.

Con esto sobre la mesa es de esperar que con el desembarco este otoño del Smart, y sobre todo la próxima primavera del Renault ZOE, suponga un incentivo para la instalación de puntos de recarga rápida por parte de fabricantes, instituciones y empresas, un despliegue que tendrá dos importantes elementos que no hemos tenido hasta el momento, un buen número de coches en la calle, y unos puntos económicamente asequibles.

Recordamos que en el caso del ZOE, este podrá recargar con hasta cuatro tipos de potencias, desde una convencional de 230V, para lo que necesitará entre 6 y 9 horas para una recarga completa, pasando por los 11 kW, que nos permitirá recuperar la energía en apenas 2 o 3 horas, los 22 kW, 1 hora para una recarga completa, y llegando a los 43 kW, que nos permite en apenas 30 minutos alcanzar el 80% de carga.

Con todo esto a pesar de la limitación de las actuales autonomías, con una infraestructura adecuada podremos recorrer una buena cantidad de kilómetros diarios y gracias a los sistemas de recarga rápida, también eliminaremos la sensación de miedo a quedarnos sin carga.

Artículos relacionados:
¿Como puedo recargar mi Renault ZOE?
El Renault ZOE marca un récord de autonomía