El car sharing y el Renault Twizy, una unión ideal

La localidad francesa de Saint-Quentin-en-Yvelines, ha puesto en marcha un programa de car sharing de coches eléctricos, donde el modelo seleccionado ha sido el Renault Twizy, un vehículo perfecto para este tipo de iniciativas donde los interesados podrán arrendar una de las unidades disponibles mediante un smarphone o por internet, para disfrutar de su uso durante cortos periodos de tiempo.

Aunque está en fase de pruebas, los promotores de esta iniciativa pretenden que el Twizy se convierta en el segundo vehículo de los residentes, que podrán acceder a una unidad las 24 horas del días los 365 días del año, y por una módica cuota de alta de solamente 10 euros y 10 céntimos cada minuto, podrán moverse por la ciudad de una forma ágil, y sin emisiones.

Además como aseguran sus promotores, si nos quedamos sin carga, simplemente nos tendremos que dirigir a una de las estaciones y cambiar nuestro coche por otro con la batería totalmente cargada, para continuar con nuestro camino.

A lo largo del mes de septiembre el programa se ampliará al público general, y será entonces cuando sepamos como está funcionando, y las conclusiones de una interesante iniciativa que nos ofrece una nueva alternativa de movilidad, que además servirá para mejorar la imagen de los coches eléctricos entre la población que tendrá a su alcance un vehículo eléctrico para el día a día.

Artículos relacionados:

El Renault Twizy, uno más para la policía de Valencia